Posts Tagged "Carnac"

En Francia hay limolios – Día 2

Tras un sueño reparador de 6 horitas y media, bajamos a desayunar para coger fuerzas. El desayuno del albergue en Rennes, consiste en zumo de naranja, lo que hemos bautizado como choky chock o taza de chocolate para que nos entendáis, café, leche, barritas de pan con mantequilla, nocilla, mermelada y cereales varios; Si os lo estáis preguntando, la respuesta es sí, hacemos uso de todas las opciones en un mismo desayuno.

Tras reponer fuerzas, nos montamos en el coche y pusimos rumbo a Vannes, una bonita ciudad del golfo de Morbihan con el típico canal lleno de barcos atracados, impresionantes parques  y un precioso casco histórico encerrado en una muralla, donde puedes ver sus bonitas plazas, el mercado, la catedral y varias de las puertas que dan acceso desde el exterior de la muralla. Comimos en un restaurante que nos recomendaron en la oficina de turismo, no fue caro, pero la verdad, pudo haber estado mejor. Tras haber comido nos dirigimos al pueblecito de Auray, famoso por su puerto medieval. Allí nos encontramos un mercado de antigüedades en la ribera del canal. Subimos hasta un mirador donde se apreciaba una espectacular vista en conjunto del puerto y el pueblo. Luego dimos un paseo por las estrechas calles del mismo apreciando la arquitectura típica de la zona.

Una vez finalizada la visita, nos dirigimos a la zona de Carnac, conocida por los abundantes alineamientos de menhires. Una vez entramos en Carnac, nos fue algo difícil seguir las indicaciones hacia los alineamientos, pero utilizamos la táctica de Vicente (seguir a la gente) y por fin, con mayor o menor esfuerzo, dimos con ello. Tras dejar el coche en el aparcamiento, iniciamos la ruta que nos llevaría por los alineamientos de Ménec, Toul-Chignan, Kermario y su Dolmen y el alineamiento de Le Manio. Impresionantes y numerosos menhires procedentes del Neolítico que al observarlos te preguntas como se las arreglarían para alinearlos de tal manera y colocarlos en esa posición teniendo en cuenta las dimensiones.

Tras la visita a la zona de Carnac, fuimos hacia la península de Quiberón, para quien no lo conozca, imaginaros La Manga pero en estado salvaje, sin apartamentos, con preciosos acantilados y unas espectaculares playas. Hicimos un recorrido bastante largo por la costa y bajamos a una bonita cala, donde nos descalzamos e incluso metimos los pies. No nos pudimos bañar porque aunque hacia buena tarde, el día amaneció lluvioso y no echamos los bañadores.

Aproximadamente a las 21:15 salimos de Quiberón hacia Rennes, con llegada a las 23:30, muy cansados y con mucha hambre. Creo que en el albergue somos conocidos como los que cenan hasta después de la media noche. Mañana nos espera otro intenso día, pero dejad que lo disfrute primero y os lo cuente después.

 
Read More
Página 1 de 11